• 679179341
  • onegoal@onegoal.es

Category ArchiveLiderazgo

Lograr Resultados, la función del Líder

El líder debe hacer un feedback, ver las mejores formas de buscar el resultado, de buscar un resultado efectivo.

Cómo debemos conseguir esos resultados, ¿a qué precio debemos conseguirlos? En este post vamos a tratar dos formas de conseguirlos, puede que sean las más habituales, o las que más conocemos.

El primero a tratar sería el feedback a través del miedo. Es el llamado poder formal, el que trasladaban en la antigüedad los autoritas, los que no eran líderes sino jefes, el buscar el corto plazo. El trabajo por el orden directo, donde se incapacita el talento muchas veces del trabajador, el miedo hace que el trabajo sea el del mando directo pero mata la creatividad y la posibilidad de crecimiento, este crecimiento que, explotandolo, no conoce un fin claro y determinado.

Al tratar ese mando directo y buscar el corto plazo, lo primero que vemos son las prisas, una forma de miedo en el trabajador, perdiendo la esencia del trabajador contratado, y a la larga la empresa empieza a perder su esencia real.

TRABAJO EN EQUIPO, CONSTRUIR UN FUTURO PROMETEDOR

La segunda forma, sería el trabajo de liderar, de buscar esa unión entre el líder y las personas que le ayudarán a conseguir el reto, los resultados. Será siempre un trabajo a largo o a medio plazo, donde la estrategia que debe seguir, es la de todos ganamos. Deben ver que a la consecución de determinados logros, es una victoria de todo el grupo. Que todas las personas del proyecto salen ganando.

No confundir ese ganar con temas económicos. Un jefe de proyecto puede ganar más que alguien dentro del proyecto pero la sensación de conseguir llevar un proyecto adelante la tienen los dos no solo el que percibe más.

El líder debe ver que la base de llevar ese proyecto a cabo, es la consecución de unos resultados gracias a la labor del equipo, no de vencer, ya que la idea de vencer es siempre la de quedar uno por encima del otro. Y la de ganar es la de la consecución de unos resultados con el trabajo común.

Con lo cual tenemos que ver qué tipo de líderes queremos ser, y saber llevar la esencia de la empresa a ese liderazgo. No perder su esencia, y saber que esa esencia es la que hará que la empresa crezca cada día más y mejor. Y que tanto los nuevos líderes o la gente que se vaya sumando a los diferentes proyectos sume, y hagan de esos caminos grandes carreteras hacia un futuro aun por llegar pero seguro que muy prometedor.

Liderazgo y Gestión de Equipos

Tanto en el deporte, como en la empresa, existen diferentes formas de liderar el grupo.

En este artículo vamos a hablar del líder elegido por sus iguales.

Consideramos que liderar no es mandar, no es como el antiguo término romano “potestas” (donde el poder se daba a los Generales para hacer cumplir las normas establecidas) sino más bien ese poder que se gana a través  de las personas, las personas que están por debajo de ti te otorgan ese poder porque creen que eres el más adecuado para esa labor.

Ese poder puede ser otorgado a un superior o dentro de un grupo a un igual, ya que el grupo verá cómo se avanza y se siguen unas directrices afines gracias a su labor de liderazgo encubierto.

Este poder de liderazgo que te otorgan otros es el más poderoso y el que hace que se llegue a metas más altas, además es transformador y muchas veces supera las expectativas creadas, ya que desde abajo se promueven mas fórmulas de trabajo efectivo y entre iguales será siempre más enriquecedor.

Estos líderes que se crean, generan una visión colectiva, y una imagen más global del grupo, viendo lo que las personas pueden llegar a ser. Ese es el líder colectivo, el que se desenvuelve dentro del grupo, el que luego no tiene determinadas responsabilidades, por eso un gran líder sabrá escoger y delegar en esas personas las funciones adecuadas para que la labor grupal sea más efectiva.

Un líder real delega pero acompaña en el camino al grupo, debe redirigir a las personas que se salgan del camino establecido, y es el que debe reconducir al equipo o a una persona si no está en unión con los demás. Es una función que sólo debe hacer él y nadie más, ya que en el momento en que otro intervenga, perderá su capacidad para liderar y el grupo no creerá en el.

Para ello ese personaje superior debe hacer ver cómo siempre está presente, cómo acompaña, felicita y corrige errores y anima al grupo a seguir con su labor. Reforzando con ello a esa figura interna que hará que avancen a veces hasta caminos aún por explorar.

Así, lo que veremos es un gran reto, ese reto es la creación, la creación de determinados contextos que sean innovadores y estimulantes, habrá nuevas metas, que se enfrenten a determinadas acciones, que vean reto en ello,  veremos como el grupo asalta y toma el control de esa situación para avanzar. Estableciendo proyectos comunes que creen una adhesión, conseguirá compromiso y unión de ese grupo de trabajo.

Lógicamente, tenemos la dificultad de lograr esa visión de la empresa, de llevarla a cabo. Para conseguirlo debemos tener líderes preparados,  que tengan las herramientas adecuadas para poder sacar los proyectos adelante. Definir acciones que respondan a esas estrategias fijadas desde la dirección previamente. Finalmente, debemos dotar al líder de formación, herramientas, capacidades y preparación para poder llevarlo a cabo.