• 679179341
  • onegoal@onegoal.es

Tag Archive liderazgo

Lograr Resultados, la función del Líder

El líder debe hacer un feedback, ver las mejores formas de buscar el resultado, de buscar un resultado efectivo.

Cómo debemos conseguir esos resultados, ¿a qué precio debemos conseguirlos? En este post vamos a tratar dos formas de conseguirlos, puede que sean las más habituales, o las que más conocemos.

El primero a tratar sería el feedback a través del miedo. Es el llamado poder formal, el que trasladaban en la antigüedad los autoritas, los que no eran líderes sino jefes, el buscar el corto plazo. El trabajo por el orden directo, donde se incapacita el talento muchas veces del trabajador, el miedo hace que el trabajo sea el del mando directo pero mata la creatividad y la posibilidad de crecimiento, este crecimiento que, explotandolo, no conoce un fin claro y determinado.

Al tratar ese mando directo y buscar el corto plazo, lo primero que vemos son las prisas, una forma de miedo en el trabajador, perdiendo la esencia del trabajador contratado, y a la larga la empresa empieza a perder su esencia real.

TRABAJO EN EQUIPO, CONSTRUIR UN FUTURO PROMETEDOR

La segunda forma, sería el trabajo de liderar, de buscar esa unión entre el líder y las personas que le ayudarán a conseguir el reto, los resultados. Será siempre un trabajo a largo o a medio plazo, donde la estrategia que debe seguir, es la de todos ganamos. Deben ver que a la consecución de determinados logros, es una victoria de todo el grupo. Que todas las personas del proyecto salen ganando.

No confundir ese ganar con temas económicos. Un jefe de proyecto puede ganar más que alguien dentro del proyecto pero la sensación de conseguir llevar un proyecto adelante la tienen los dos no solo el que percibe más.

El líder debe ver que la base de llevar ese proyecto a cabo, es la consecución de unos resultados gracias a la labor del equipo, no de vencer, ya que la idea de vencer es siempre la de quedar uno por encima del otro. Y la de ganar es la de la consecución de unos resultados con el trabajo común.

Con lo cual tenemos que ver qué tipo de líderes queremos ser, y saber llevar la esencia de la empresa a ese liderazgo. No perder su esencia, y saber que esa esencia es la que hará que la empresa crezca cada día más y mejor. Y que tanto los nuevos líderes o la gente que se vaya sumando a los diferentes proyectos sume, y hagan de esos caminos grandes carreteras hacia un futuro aun por llegar pero seguro que muy prometedor.

Liderazgo y Gestión de Equipos

Tanto en el deporte, como en la empresa, existen diferentes formas de liderar el grupo.

En este artículo vamos a hablar del líder elegido por sus iguales.

Consideramos que liderar no es mandar, no es como el antiguo término romano “potestas” (donde el poder se daba a los Generales para hacer cumplir las normas establecidas) sino más bien ese poder que se gana a través  de las personas, las personas que están por debajo de ti te otorgan ese poder porque creen que eres el más adecuado para esa labor.

Ese poder puede ser otorgado a un superior o dentro de un grupo a un igual, ya que el grupo verá cómo se avanza y se siguen unas directrices afines gracias a su labor de liderazgo encubierto.

Este poder de liderazgo que te otorgan otros es el más poderoso y el que hace que se llegue a metas más altas, además es transformador y muchas veces supera las expectativas creadas, ya que desde abajo se promueven mas fórmulas de trabajo efectivo y entre iguales será siempre más enriquecedor.

Estos líderes que se crean, generan una visión colectiva, y una imagen más global del grupo, viendo lo que las personas pueden llegar a ser. Ese es el líder colectivo, el que se desenvuelve dentro del grupo, el que luego no tiene determinadas responsabilidades, por eso un gran líder sabrá escoger y delegar en esas personas las funciones adecuadas para que la labor grupal sea más efectiva.

Un líder real delega pero acompaña en el camino al grupo, debe redirigir a las personas que se salgan del camino establecido, y es el que debe reconducir al equipo o a una persona si no está en unión con los demás. Es una función que sólo debe hacer él y nadie más, ya que en el momento en que otro intervenga, perderá su capacidad para liderar y el grupo no creerá en el.

Para ello ese personaje superior debe hacer ver cómo siempre está presente, cómo acompaña, felicita y corrige errores y anima al grupo a seguir con su labor. Reforzando con ello a esa figura interna que hará que avancen a veces hasta caminos aún por explorar.

Así, lo que veremos es un gran reto, ese reto es la creación, la creación de determinados contextos que sean innovadores y estimulantes, habrá nuevas metas, que se enfrenten a determinadas acciones, que vean reto en ello,  veremos como el grupo asalta y toma el control de esa situación para avanzar. Estableciendo proyectos comunes que creen una adhesión, conseguirá compromiso y unión de ese grupo de trabajo.

Lógicamente, tenemos la dificultad de lograr esa visión de la empresa, de llevarla a cabo. Para conseguirlo debemos tener líderes preparados,  que tengan las herramientas adecuadas para poder sacar los proyectos adelante. Definir acciones que respondan a esas estrategias fijadas desde la dirección previamente. Finalmente, debemos dotar al líder de formación, herramientas, capacidades y preparación para poder llevarlo a cabo.

15 Características de las personas positivas en la empresa

Intenta ser una de ellas o pégate todo lo que puedas a las mismas, sacarán lo mejor de tí y te ayudarán a crecer personal y profesionalmente.

Aquí lo dejamos en forma de Infografía:

Cómo motivar eficazmente a tu equipo

Siempre trata a tus empleados de la misma forma que quieres que traten a tus mejores clientes.- Stephen R. Covey

La motivación implica estados internos que dirigen el organismo hacia metas o fines determinados; son los impulsos que mueven a la persona a realizar determinadas acciones y persistir en ellas para su culminación.

La motivación en un equipo es de vital importancia debido a que ellos darán todo de sí en pro de un objetivo personal y colectivo. Un personal altamente motivado le aporta ideas creativas e innovadoras a la compañía que quizás podrán generarle éxito al grupo de trabajo de la organización.

Pero, ¿Cómo puedes motivar de forma efectiva? Acciones que puedes poner en práctica en tu negocio:

1.- DELEGA, ASIGNA RESPONSABILIDADES. Delegar de forma eficaz genera confianza en el equipo de trabajo. El hecho de tener cierto margen de libertad para el desarrollo de las tareas es una fuente importante de motivación.

2.- SE POSITIVO. No te centres en los errores, trata de buscar el lado positivo. Ser tolerante frente a los errores ayudará a mantener la motivación del equipo y a la vez procurarán no cometer el mismo error de nuevo.

3.- TOMA DECISIONES DE MANERA CONSENSUADA. Hacer partícipe al equipo de las decisiones que se deben tomar ayudará a mejorar los resultados. Establecer una línea de comunicación, escuchar propuestas e ideas aumentará la implicación de las personas en la compañía.

4.- NO LES HAGAS PERDER EL TIEMPO. Instaura políticas flexibles de horario, teletrabajo algún día a la semana, jornada intensiva, dependiendo de las necesidades de cada persona, siempre asegurando que se cumple con las necesidades de la organización. Es una gran motivación.

5.- CREA UN AMBIENTE RELAJADO Y POSITIVO. Preocúpate por el ambiente laboral, si existen conflictos intenta solucionarlos o minimizarlos, crea una buena convivencia. Así mismo, el lugar de trabajo es importante para que las personas se encuentren cómodas y motivadas.

6.- OFRECE OPORTUNIDADES DE PROMOCIÓN Y DESARROLLO. Conoce a cada miembro del equipo y brinda a cada uno la oportunidad de mejorar en su puesto o desarrollarse profesionalmente mediante cursos o valor añadido que le haga crecer personalmente.

7.- LA IMPORTANCIA DEL SALARIO. Todo trabajo merece una contra-prestación adecuada y proporcionada según corresponda. Debe ser el adecuado a la actividad, puesto y posibilidades de la empresa.

8.- PREMIO Y RECONOCIMIENTO. A todo el mundo le gusta, satisface y motiva que reconozcan tu trabajo bien hecho, por el que te has esforzado y has dado lo mejor de ti para realizarlo. Dar premios es importante para que las personas sigan motivadas. Recompensa económica, vacaciones extra, u otros premios son importantes tener en cuenta.

9.- PROMOCIONA EL DEPORTE Y EJERCICIO FÍSICO. Las personas que llevan un estilo de vida saludable tienen mayor motivación para realizar todas las tareas diarias incluidas las actividades laborales. Si ese deporte o ejercicio físico pueden hacerlo en la organización o tienen facilidades para ello, les motivará en gran medida.

10.- ESTABLECE LOS OBJETIVOS EN EQUIPO. Cuando las metas y los objetivos se establecen en conjunto los trabajadores se sienten más comprometidos. Al hacerlos partícipes de la formulación, se tienen en cuenta sus expectativas y capacidades, lo que produce un mayor incentivo por alcanzarlos.

Sé creativo para implementar estrategias efectivas de motivación laboral. El bienestar de tu equipo se traduce en más productividad.

5 Consejos para liderar tu organización

LIDERAR CON VISIÓN, INSPIRACIÓN E INTEGRIDAD

Uno de los conceptos fundamentales, imprescindible y en muchas ocasiones difícil de gestionar es el Liderazgo de la empresa.

Las organizaciones excelentes tienen líderes que dan forma al futuro y lo hacen realidad, actuando como modelo de referencia de sus valores y principios éticos e inspirando confianza en todo el mundo.

Son flexibles, permitiendo a la organización anticiparse, reaccionar de manera oportuna con el fin de asegurarse el éxito continuo.

A continuación detallamos varios aspectos clave del liderazgo que es necesario poner en práctica para la mejora continua de tu empresa. Todos y cada uno de ellos son igual de importantes y hay que poner todos los recursos disponibles para llevarlos a la práctica.

       1.ORIENTACIÓN  Y SER MODELO. 

  • Desarrollan la Misión, Visión y cultura de valores y principios éticos.
  • Son modelo de referencia de valores y comportamiento.
  • Establecen y comunican una clara Dirección y orientación estratégica.
  • Establecen un Liderazgo compartido.
  • Realizan la Revisión y mejora  de sus comportamientos.

     

    2. DEFINIR E IMPULSAR EL SISTEMA DE GESTIÓN. 

  • Los líderes definen, supervisan, revisan, impulsan tanto la mejora del sistema de gestión como su rendimiento.
  • Siguen la evolución de los procesos.
  • Definen las prioridades a corto y largo plazo.
  • Desarrollan capacidades.
  • Evalúan resultados.
  • Tienen confianza en los grupos de interés.
  • Toman decisiones basadas en datos.

     

      3. IMPLICACIÓN EXTERNA. 

  • Deben Entender, anticipar y dar respuesta a necesidades y expectativas de los grupos de interés clave.
  • Comparten valores con los grupos de interés, ética y confianza.
  • Tienen respuesta ante los grupos de interés.
  • Son transparentes y actúan de manera ética e íntegra.
  • Animan  a participar en actividades en beneficio de la sociedad.

 

      4. REFORZAR CULTURA DE EXCELENCIA. 

  • Son Referencia para las personas y generan cultura de implicación, delegación y mejora continua de resultados.
  • Desarrollan una Ventaja sostenida y una gran agilidad para aprender y responder rápido.
  • Apoyan a las personas.
  • Reconocen oportuna y adecuadamente cultura de ideas e innovación.
  • Consideran la igualdad de oportunidades y la diversidad.

 

      5. FLEXIBILIDAD, GESTIÓN DEL CAMBIO.

  • Son flexibles, demuestran su capacidad para tomar decisiones oportunas y fundadas.
  • Equilibrar Planeta- Personas- Beneficios.
  • Aseguran el éxito sostenido.
  • Fomentan una cultura que apoya la generación de nuevas ideas y nuevos modos de pensar para impulsar la innovación y el desarrollo de la organización.

Aunque son muchos puntos y a priori parece difícil llevarlo a cabo, todo se resume en liderar una empresa generando un clima y cultura de entendimiento, comunicación, equilibrio entre las personas que la integran, y saber tomar decisiones en base a datos y resultados para la mejora continua en el desarrollo de la organización.

Recuerda que el primer paso para alcanzar el éxito es tomar la decisión de intentarlo. A partir de ahí, es necesario utilizar todos los recursos disponibles para llegar a ello a través de una adecuada gestión.